Por Claudia Palacios | Gerente Técnico INERCO Chile 

Hacer consultoría ambiental en Chile hoy considera un desafío importante. Si bien existe un marco normativo, a lo largo de los últimos años éste se ha visto sometido a diferentes interpretaciones poniendo en riesgo la evaluación ambiental de los proyectos. En muchas oportunidades incluso nos hemos encontrado con lineamientos diferentes a lo largo del país y, en algunos casos, con exigencias que van más allá del marco regulatorio.

Ante este escenario, se podría dar el caso que muchos inversionistas extranjeros pierdan la confianza de traer proyectos a Chile, ya que no tienen certeza de lo que sucederá al momento de evaluarlos. Y es ahí donde radica la tarea fundamental de la consultoría medioambiental: ayudar a que los proyectos se desarrollen en nuestro país, siempre teniendo presente el espíritu de la Ley de Bases del Medio Ambiente N 19.300, que entrega los lineamientos al inversionista para diseñar sus proyectos de forma sostenible, dando cumplimiento a la normativa y, una vez ingresados al sistema de evaluación, se debe buscar que los Organismos Sectoriales que participan de la evaluación ambiental de los proyectos no soliciten temas que estén más allá del marco normativo.

Con el ‘boom’ de los proyectos de energías renovables que experimentó el país desde hace algunos años aparecieron muchas empresas desarrolladoras y también muchas consultoras ambientales. Como las primeras enfocaban su interés en aprobar los proyectos para luego poder venderlos, muchas consultoras se alineaban con ese objetivo, sin realizar una correcta evaluación ambiental. A raíz de esta práctica, hoy existen muchos proyectos que no han podido ser materializados por el alto costo en medidas y compromisos ambientales.

También se percibe una saturación del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental debido a la presentación de Consultas de Pertinencia, donde los titulares buscan asegurar que la modificación de medidas o de proyectos no deben ser presentadas al SEIA.

 

 

En este contexto, nuestro rol es apoyar al desarrollo sostenible del país. Para ello hay que ayudar al inversionista desde las etapas tempranas de un proyecto, es decir desde la prefactibilidad, buscando las mejores opciones de emplazamiento e identificando fallas fatales, así como también entregando la información del levantamiento de línea de base, que permitirá el desarrollo de la ingeniería de perfil con la mayor cantidad de información posible para tener un proyecto sostenible en todas sus etapas (construcción, operación y cierre), considerando las características del medio en el cual se va a emplazar. De esta forma, tendremos proyectos más cercanos a las condiciones propias de un área y con menos impactos ambientales.

INERCO, tiene como misión ser un socio estratégico para los clientes, apoyar desde las bases en el desarrollo de los proyectos, aportando toda la experiencia de nuestro equipo de profesionales, lo cual nos permite aportar con soluciones acordes a la situación ambiental del país.

Nuestro objetivo, es que los proyectos puedan desarrollarse de manera sostenible con el medio, así como también con las comunidades.

Artículo publicado en la revista INDUAMBIENTE Ed. Nº 156/ Ene- Feb 2019

es

Previous post

INERCO en el PDAC 2019 Toronto, la feria minera más importante del mundo

Next post

Los ingenieros de seguridad en España

The Author

INERCOmunicación

INERCOmunicación