INERCO Colombia está desarrollando las excavaciones arqueológicas y puesta en valor de los restos descubiertos de un antiguo poblado muisca, en el espacio en el que se construirá el edifico de laboratorios de ingeniería  en el campus de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC) en la ciudad de Tunja. Estos trabajos, que incluyen también los restos humanos provenientes de quince tumbas de la misma época, son el resultado del Plan de Manejo Arqueológico llevado a cabo para este proyecto y aprobado previamente por el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICAHN).

Los trabajos previos a la construcción del futuro edificio de Laboratorios de la Facultad de Ingeniería del centro han traído consigo el hallazgo de estos enterramientos prehispánicos, con restos de, niños, adultos, hombres y mujeres. Asimismo, la zona objeto de estudio –de 3.850 metros cuadrados de superficie– también ha sacado a la luz 500 kilos de restos de cerámica, piedra y evidencias de  antiguas edificaciones lo que puede indicar “que estamos en un área de habitacióny cementerio”, comenta Tatiana Santa, responsable del Área de Arqueología de INERCO Colombia.

Técnicos de INERCO realizan actualmente labores de excavación y recuperación de los restos humanos localizados así como el material de la época precolombina, que está siendo trasladado al Laboratorio Arqueológico de INERCO en Bogotá, donde se procederá a su lavado y catalogación”.

Como explica Tatiana Santa, el trabajo en el laboratorio permitirá definir más y mejor los detalles de sexo, edad, estatura y afiliación racial, enfermedades, marcadores de estrés, entre otros “mientras que también se permitirá datar los vestigios líticos y sus usos, así como cartografiar el lugar y marcar los puntos en los que se localizó cada hallazgo”.

Los trabajos de campo en Tunja se extenderán durante los próximos dos meses, por lo que a comienzos del próximo 2020 se podrán conocer los primeros datos del estudio de laboratorio realizado por los expertos de INERCO.

Según Laura Fernández, gerente general de INERCO Colombia, este nuevo proyecto de arqueología de INERCO se suma a otras importantes actuaciones llevadas a cabo en este ámbito en los últimos años, “donde destaca el hallazgo y puesta en valor del yacimiento arqueológico del pueblo muisca, el más importante en Colombia en los últimos tiempos”. Aquí, el área de Arqueología de INERCO recuperó unas 15 toneladas de restos arqueológicos –con 612 restos humanos y 88 piezas cerámicas– en el terreno que ahora ocupa la subestación eléctrica Nueva Esperanza operada por Codensa y que servirá para abastecer a la población de Bogotá.

es

Previous post

INERCO Perú realiza la auditoría de cumplimiento de los Principios del Ecuador para la modernización de la refinería Talara

Next post

INERCO participa en el proyecto EU H2020 TARANTULA, para el desarrollo de tecnologías de recuperación metales de elevado valor tecnológico

The Author

Laura Fernández Baco

Laura Fernández Baco

Gerente General INERCO Consultoría Colombia